insatisfacción de los empleados

La gran deserción: la insatisfacción de los empleados cuando se saturan de la gestión.

Los directivos son más importantes que nunca, ya que la insatisfacción de los empleados pasa a ser uno de los primeros obstáculos en la actual carrera por el talento.

Gran deserción.

Según un estudio de McKinsey, donde recogeremos a continuación sus principales conclusiones, uno de los principales factores que los empleados citaron como motivo de abandono en medio de la llamada Gran Deserción, fue que no se sentían valorados por su jefe y esto causaba mayoritariamente la insatisfacción de los empleados.

Podéis ver la transcendencia para las empresas de este concepto en el siguiente link al post a la consultora de gestión Mckinsey.

insatisfacción de los empleados

Gran deserción, gran desgaste y gran atracción.

En plena ‘Gran Deserción’, donde los profesionales de todo el mundo están dispuestos a cambiar de trabajo, empresa e incluso sector, hay quien habla del ‘Gran Degaste’.

Este concepto se refiere al hartazgo y frustración profesional imperante. Pero este término, como recoge el diario expansión, hay que tratar de convertirlo en la Gran Atracción’, y la clave está en si su empresa es capaz de convencerle de que no se vaya con algo más que una subida de sueldo.

Por todo ello, la medición continua del compromiso del empleado, sintetizada en el indicador eNPS (el cual podéis analizar en el siguiente post) y la evaluación constante de la insatisfacción de los empleados a través de plataformas como Allswers, se vuelve un elemento crítico.

En el mundo de los negocios actual, nunca la medición y gestión de la experiencia de empleado ha sido tan importante.

insatisfacción de los empleados

 

La insatisfacción de los empleados y su consecuencia en los resultados empresariales.

Según un estudio de Mckinsey, las personas que trabajan en organizaciones con buenas relaciones entre empleados y directivos manifiestan una satisfacción mucho mayor con su trabajo. Entre los que dicen que las relaciones con los directivos son «muy buenas», el 74% afirma estar muy o completamente satisfecho en su trabajo, frente a sólo el 15% de los que dicen que las relaciones son «muy malas».

Innumerables estudios muestran también la relación empírica entre la satisfacción de los empleados y los resultados empresariales, como la fidelidad de los clientes y la rentabilidad.

Un estudio a gran escala descubrió que las unidades de negocio con el compromiso de los empleados en el cuartil superior, lograban márgenes de beneficios operativos entre 1 y 4 puntos porcentuales más altos que las del cuartil inferior.

Pero ser un buen jefe no es sencillo; sólo el 10% de las personas tienen naturalmente todos los rasgos necesarios para ser un buen gestor. Muchos de los incentivos para ser líderes también están mal alineados; las investigaciones sugieren que algunos líderes pueden incluso alcanzar sus puestos siendo egocéntricos, narcisistas y manipuladores.

En cambio, los elementos fundamentales de las buenas relaciones entre empleados y directivos son los mismos que en cualquier otra relación humana: confianza mutua, estímulo, empatía y buena comunicación.

insatisfacción de los empleados

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.